lunes, 12 de mayo de 2008

Breves decálogos terroristas

1º. Siento ya adicción a la palabra terrorismo. Llevo desayunándome y acostándome con ella muchos años. Como si constituyera el único problema de nuestra sociedad. Dicen que en España los pobres suman ya 9 millones de personas. ¡Valiente tontería! Cualquier día de estos alguien pondrá una bomba -¡ojalá no muera nadie-! y ese será el único tema de conversación de los estúlticos tertulianoa. Al amanecer. Hasta bien entrada en la noche. En las radios, periódicos, bares. Por eso me gusta la palabra terrorismo: porque ha creado adicción. ¿De que hablarían los políticos o los periodistas si no existiera? Y si no, que se lo pregunten a los adictos ciudadanos de este país.

2º. Este blog no debe existir. Al fin, ¿a quién puede interesar que se hable de las cosas cotidianas de nuestro país? Los premios, los dos millones de visitas, las fotos y las informaciones quedan para una avispada joven cubana que critica desde La Habana lo que allí ocurre. La libertad de mercado implica la imposición de lo que debe y no debe consumirse, y ahí se incluyen las informaciones. ¿;Las ideas?

3ºDemocracia. Estado de Derecho. Una localidad llamada Coslada, en Madrid. En los últimos años bajo gobiernos municipales de izquierda unida, partido popular y partido socialista. Una santísima trinidad administrativa. No olvidemos que también Franco hablaba de democracia (orgánica). Y se habla igualmente de cultura democrática. En Coslada descubren ahora a los gánster oficiando como policías. ¿Y en Marbella, en Valencia, en Madrid? Los jueces miran para otro lado. Los abogados cobran dinero. El nazismo de ayer, el fascismo de hoy, también los utiliza a su servicio. Y es que la justicia es vieja. Como Dios. No van ahora a regenerarse.

4º. Los poceros, banqueros, constructores, arquitectos, alcaldes, funcionarios, que robaron durante años miles de millones gracias a los negocios llamados del ladrillo, que destruyeron costas, ciudades, paisajes naturales y espacios públicos, ahora, que se habla de crisis, popnen el grito en el cielo. Quieren seguir forrándose. ¿Que es eso de que el Estado nos les va a ayudar? Que tenga cuidado ese tal Estado, no sea que se hunda la democracia.

5º Prisa ya posee el 95% de las acciones de Sogecable. ¿Sabes lo que es una OPA? Y Berlusconi y las multinacionales norteamericanas, ¿qué poder ostentan en los grandes medios de comunicación españoles? Pero existe libertad de prensa. Todo está en orden. Democracia. Estado de Derecho. Cómo se les llena la boca con estas pegajoas palabras, a quienes constantemente las pronuncian. (También se les llenan los bolsillos)

6º. Y algunos hablan de un necesario ajuste de la Ley Electoral. Para que los perjudicados, que se dicen de izquierdas ¿o son derecha? puedan acceder a más migajas del pastel que se reparte. También se habla de derechos históricos y nacionalismos inexcusables. Para conseguir mayor parte de los dineros públicos que se reparten. Algo les caerá a ellos. Nueve millones de pobres. Esos no forman parte de la política. Ya tienen democracia. ¿Qué más quieren? Ya viven en un estado de derecho. Que tengan cuidado: que cuando cae todo el peso de la ley... Limítense a ser explotados, apaleados y silenciados.

7º No leáis, salvo aquello que los profetas de la publicidad os publicitan. No penséis, que las dudas son como células cancerígenas. Y las náuseas cortan todas las digestiones. A votar, a votar. A quienes os digan las estatuas parlantes. Ya os convencerán los manipuladores de la farsa y el espectáculo electoral. (Que detrás de ella se esconden quienes en verdad mandan) Ya sabéis, esos de la Iglesia, la Banca, los Imperios. Democracia. Estado de Derecho. ¡Que gran carcajada!

8º Los inmigrantes no son seres humanos. La patera no pudo alcanzar las costas españolas. Avistada por una patrullera marroquí, uno de los policías provocó su hundimiento. Algunos ahogados. Regocijo de los celosos guardias de su majestad el rey. Tres jóvenes rumanas fueron detenidas a su llegada a la capital de España antes de ponerse en manos de quienes regentaban el prostíbulos al que las dirigían. Quedaron aisladas en una celda amueblada con dos sucias colchonetas.. Vamos, quitaros la ropà si no queréis que en vez de follaros os metamos la porra en el coño y os dejemos la cara pare vestir santos. No entendían. Uno de ellos, Coslada vuelve a surgir, la desobrochó de un tirón la camisa. Comprendieron. No tardaron en desnudarse. Durante dos horas fueron folladas por los dos policías, repartiéndose la presa entre grandes risotadas. . Luego las dejaron para que fueran a su residencia. Bastaba solo ponerse el dedo en la boca y señalarle sus papeles. Aprendieron la lección. Con el sheriff y sus hombres no se juega. Podían visitarlas de vez en cuando: no opondrían resistencia. Los jefes políticos de la desarrollada Europa se reunen: han de ponerse de acuerdo. Cuando a estos desgraciados inmigrantes se les estruje la última gota de sangre, y llenen sus arcas con el producto de su explotación, serán devueltos a su mundo y renovados por mercancía más joven.

9ºLa palabra terrorismo crea efectivamente adición. No podré desengancharme ya de ella. Continuará.

y 10. Tuya es ahora la palabra.

2 comentarios:

planseldon dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
planseldon dijo...

Ahí va mi respuesta:

Golpes bajos

La Linterna del S. XXI