domingo, 11 de abril de 2010

España. Un circo repugnante

Ni risas ni lágrimas. Ni payasos ni equilibristas. El espectáculo de la política española es el de una ciénaga de la que ha desaparecido la vida fundamentada en la ética, el pensamiento, la razón. La ley existe: pero es la ley creada, impulsada, inspirada en los fascismos. Fascismos en la justicia. Fascismos en la economía. Fascismos en la cultura. Nos preguntamos: escribir, dónde, para qué, para quienes? Retiran estatuas de Franco y algunas, no todas, de quienes le acompañaron en su organización criminal, pero muchos de aquellos que hoy aparecen hablando, escribiendo, siendo entrevistados en los medios de comunicación, no son sino sus descendientes, trajeados y adaptados a las nuevas circunstancias sociales e históricas. Pueden sentirse satisfechos quienes protagonizaron las leyes de la traición de la transición. Muertos o vivos consiguieren que el franquismo no desapareciera nunca. Hoy las hienas se ríen, aullan los lobos, y balan débiles y patéticos los corderos. Y los mendigos se lamentan de que seanj tan "malos" quienes roban miles de millones de euros un día sí y otro también, o se sientan en los lugares que santifican las tablas de la ley, de la Iglesia, , del llamado Derecho. Y mientras, huecos, vacuos, necios, todos hablan de Democracia. La democracia que pretenden imponer como ejemplo para los pueblos sometidos y expoliados de América Latina, de África, de otros lugares del mundo: la democracia occidental. ¿Cómo no van a pedir que desaparezcan para siempre los castristas, bolivarianos, evomorelianos si no aceptan entrar en su ciénaga, en la que llos chapotean como amos?

5 comentarios:

Javier Baeza Atienza dijo...

Gracias Andres. Que sorpresa saber que tienes blog.
Y lo peor sabes?, es que tengo la sensación que la repugnancia no acaba de ser olida por la gente obrera y de la calle.
Saludos gustosos
Javi Baeza

maravillas dijo...

¡Indignación! Eso es lo que vivimos, a nivel profesional, social, local, nacional e internacional, cuando comprobamos el poco valor que tiene la honestidad, la preeminencia del derecho y la justicia. Cuando al pensamiento se le apaga y asfixia con violencia, censura, intimidación, primando el oportunismo de conveniencia, hemos retrocedido de nuevo en la historia. En esta historia involucionista que nos persigue desde los siglos, nos toca alzar la voz, sacudir conciencias, provocar, como decía el Poeta, "nuevos actos", porque las condiciones son mucho mejores que antaño, y nuestra voz tiene más resonancia, porque llega más lejos. Y en honor y homenaje a todos los que, como Miguel Hernández, dejaron su testimonio encerrados, hoy a nosotros nos toca expandirlo, porque la dignidad humana y la justicia nunca se vendió por un "plato de lentejas".

Un abrazo, (ya ves que te sigo, Maestro)

Alicia

2Win dijo...

La cosa tiene miga, y a los pájaros les encanta el pan!!!

Stefano dijo...

Andrés, mira estos videos!
http://www.youtube.com/watch?v=U1xg_m7t5R0
http://www.youtube.com/watch?v=p78wOc1NkEw
http://www.youtube.com/watch?v=nQWaclZCOps
http://www.youtube.com/watch?v=OVqFeRO4OW0
http://www.youtube.com/watch?v=X7WflFh0gDo
http://www.youtube.com/watch?v=kmCjCTuxDjo

JUAN dijo...

profesional, social, local, nacional e internacional, cuando comprobamos el poco valor que tiene la honestidad, la preeminencia del derecho y la justicia. Cuando al pensamiento se le apaga y asfixia con violencia, censura, intimidación, primando el oportunismo de conveniencia, hemos retrocedido de nuevo en la historia. En esta historia involucionista que nos persigue desde los siglos, nos toca alzar la voz, sacudir conciencias, provocar, como decía el Poeta, "nuevos actos", porque las condiciones son mucho mejore

La Linterna del S. XXI